sábado, 8 de agosto de 2009

coplerita desde Tilcara



entera en la quebrada
como está entero todo
incluso lo partido



y sola en la quebrada
acompañada
de la gigante abrazada de los serros
asiendo los caminos



la madre luna cae
sobre los picos
pincha su redondez, su completud


y se derrama



en ramas
secas, pájaros de colores, pastores
y rebaños



¿cómo podría haber daño
con tanto generoso
vertirse en lo que ampara?


llena de sombras
de cáctus y de momias, la vida
en la montaña



****





cuando vea los siete
colores en el serro
el número divino

cuando vea el continuo
seguir en diferencias
cromáticas, estáticas

y vea lo posible e imagine
que casi todo puede
transformarse

recordaré que hoy
ya lo sabía, que el corazón
refleja su latido en el afuera

que es espejo que empaña
y que se empaña, y es gososo
y pasajero su aliento sobre el vidrio

2 comentarios:

Cañete dijo...

Que lindo che, como me gusta. La quebrada se presta para escribir miles de cosas y vos lo aprovechas muy bien.
Saludos.

Scogliera a picco sul mare dijo...

bonito, sì